Desde que Instagram permite poner links en los stories que leo más, cotilleo más y pico más. Hasta ahora solo las cuentas verificadas podían poner links en stories, pero desde hace unos días otras cuentas pueden hacerlo. Y la veda se ha abierto.

Primer reto: verificar tu cuenta de Instagram para poner links en stories, a hacer puñetas. Poco ha durado que las cuentas verificadas fueran las únicas en poder poner links en stories. Si te las viste con Instagram por verificar tu cuenta, de poco te habrá servido ahora. Porque todo quisqui con un número suficientemente alto de seguidores ya puede poner links en stories, lo que significa más visitas a sus webs.

Lo que me parece mal es que solo las cuentas con un número alto de followers puedan tener esta opción. Instagram siempre ha querido evitar los bots y en cambio ahora, da esta opción, tan preciada por analytics, a los que más seguidores tienen… mal, desde mi punto de vista.

Segundo reto: esforzarte para que tus seguidores hagan ese gesto taaaan querido por los community managers y que ahora se ha convertido en la palabra de moda: “deslizar”. Hasta ahora era fácil porque pocas cuentas podían pedirte que deslizaras su stories para acceder a su producto, post o web. Pero ahora, con la extensión de esta opción a muchas más cuentas, todas, TODAS, nos piden que hagamos lo mismo, deslizar. Y nos pasamos el día deslizando, porque nos pica la curiosidad, no corroe por dentro el saber qué nos deparará la pantalla detrás del “deslizar”.

Pero… ¿hasta cuándo nos durará tanta curiosidad? Quizás solo sea cuestión de esperar a la próxima actualización de Instagram que llegará en 3,2,1…¡ya!

¡Nos leemos pronto!