Empezamos el año y porque 2017 siempre lo recordaré por haber sido un año especial tanto para bien como para mal, quiero compartir los mejores post que he publicado en el blog.

Y no mejores porque lo diga yo ¿eh? Mejores porque lo habéis dicho vosotros, los que más habéis leído y los que más habéis compartido. Que una se viene arriba y tiene cava en la nevera cada vez que sale un nuevo post y os gusta tantísimo que os lo leéis enterito.

Así que sin más excusas os los presento. 2017 pasará a la historia por ser el año en el que Trump consiguió acomodar su trasero en la Casa Blanca pero por suerte el año en el que Instagram hizo populares los Stories, los “desliza para ver el post” en cuentas de más de 10K y los stickers, así que por eso escribí este post con una app genial para hacer un poco más bonitos los Instagram Stories. Y vaya si os gustó, desenfundé el tapón del cava a las pocas horas de publicarlo 😉

Una app para hacer bonitos tus Instagram Stories

Pero 2017, nos dejó también un “noséquéséyo”, un mal rollete en el cuerpo cada vez que alguien publicaba en Instagram que le habían hackeado la cuenta. Y para hacer un poco más fácil el mal trago, dejé unas cuantas indicaciones en este post sobre cómo recuperar mi cuenta de Instagram para que pudieras sobrevivir a ese percal.

Cómo recuperar mi cuenta de Instagram hackeada

Y por último, uno de los post más esperados de la historia por community managers y sucedáneos que tienen que lidiar cada día con las redes sociales y publicar en horas intempestivas. Una herramienta para programar Instagram Stories, un ángel bendito bajado desde el cielo para salvarnos la vida a más de uno. (Con permiso del momento en el que Instagram decidió permitir subir fotografías de más de 24h en Stories).

Sí, existe. Una herramienta para programar Instagram Stories

Como ves ha sido un año completito en el mundo 2.0: instagram, stories, facebook, facebook ads, blogs, bloggers, influencers, hygge, apps, descargables, mindfulness y un montón de novedades más que ahora ya forman parte de la historia de 2017. Así que a partir de ahora, abrimos nueva etapa, nuevo año, 2018 se presenta lleno de retos que espero ir contando por aquí y con muchas, muchas botellas de cava preparadas en la nevera para que este nuevo año tenga más alegrías que penas.

Un beso y ¡feliz año!

Núria.

Foto: Pinterest